¡DA EL SALTO, SÉ EL PRIMERO!

“Take the Leap, Be the First” ( ¡Da el Salto, Sé el Primero!), una campaña de la Oficina de Educación Superior del Departamento de Educación de Delaware, tiene como objetivo compartir historias exitosas de estudiantes universitarios de primera generación y sus familias. Buscamos inspirar a más familias de Delaware a superar algunos de los obstáculos y miedos que evitan que vayan a la universidad.

Nuestros mensajes son sencillos:

  • Tu lugar es en la universidad. Tú decides cuál es el camino que quieres recorrer. Hay programas de educación superior para todo tipo de estudiantes.
  • No estás solo. Es verdad que ir a la universidad se siente como un salto de fe, pero hay mucha gente dispuesta a orientarte en cada etapa del proceso y ayudarte si resbalas.
  • Puedes pagar la universidad. Las familias que no han ido a la universidad desconocen que hay dinero disponible para ayudar con los costos. ¡Ten la seguridad de que hay dinero para ayudarte a pagar tus estudios!

Pero no solo lo decimos nosotros; lee lo que dicen otros estudiantes y padres que dieron el salto y están muy contentos de haberlo hecho.

Kimberly Herrera

Kimberly cursa el segundo año en American University. Estudia dos especializaciones: cine y administración de empresas.
Para Kimberly Herrera y su madre, Olivia, la parte más difícil de ir a la universidad quedó atrás. Ya superaron los miedos y dudas que las intimidaban cuando Kimberly, estudiante universitaria de primera generación, comenzó a postularse en diferentes instituciones.

Ver Historia

Elvio Díaz

Elvio Díaz conoce los desafíos que enfrentan los inmigrantes para ir a la universidad en los Estados Unidos.
Elvio Díaz nació en Argentina y se crió con su tía Mercedes Caballero. Ya en la escuela media, comenzó a pensar y hacer planes para ir a la universidad.  Le atraía el inmenso desafío que imponía la universidad, y quería ser el primero de su familia en obtener un título universitario.

Ver Historia

Daisy Solares

Daisy Solares es terapeuta respiratoria en el Centro Médico de la University of Maryland.
Daisy Solares quería ir a otra ciudad a vivir la “experiencia universitaria” pero el costo era prohibitivo para su familia. Entonces se le ocurrió otra forma de continuar su educación. Hizo malabares con tres trabajos, se inscribió en Delaware Technical Community College, y obtuvo su título de dos años en terapia respiratoria.

Ver Historia